22 Ene

Práctica Sexual Taoísta

Se dice en el taoísmo, que la energía sexual es el combustible del cuerpo y del espíritu. Muchas son las escuelas tempranas y tardías que trabajan estas prácticas con algunas variaciones, pero ninguna deja de darle importancia a esta parte de la disciplina.

En occidente hemos recibido esta herencia de diferentes fuentes, a veces de fuentes confiables, otras, de autodenominados maestros que solo han hecho dinero contándonos historias mágicas y engañosas.

El maestro Zhao Bichen(maestro taoísta del siglo XX) dice: ‘En el momento actual se cuentan más de 3.600 escuelas y sectas heterodoxas, 96 tipos de herejías y todo esto debido a los errores en la transmisión esotérica. A menudo un discípulo pedía con fervor a un maestro que le transmitiera los secretos esotéricos de las artes de higiene, y este le respondía que debía esperar a estar preparado, la mayoría de las veces los maestros no sabían realmente estas fórmulas, y así después de sus 80 o 90 años moría sin haber transmitido nada o habiendo transmitido mentiras para mantener a sus discípulos cerca de él’…

Si esto pasaba y pasa en China, que podemos esperar que pase en occidente, que en términos de trabajos esotéricos con la sexualidad y la energía vital, se podría decir que esta en pañales en comparación con china.

La mayoría de los estudiantes o bien no creen en estas prácticas, o bien practican erróneamente, es muy difícil encontrar colegas que tengan una práctica armoniosa. El cultivo de las artes de la alcoba o de las artes de higiene debe tomar en cuenta varios puntos que a menudo se pasan por alto: primero la situación espiritual del practicante, con esto me refiero a que no es lo mismo una persona reprimida, con trastornos en la sexualidad o incluso sicológicos, que una pareja tranquila y que tienen una armonía desde hace mucho tiempo.

En segundo lugar debe recordarse que esto forma parte de la medicina taoísta, no de ejercicios aislados y fuera de contexto. Tercero, la práctica sexual taoísta rompe con todos los paradigmas de sexualidad occidentales, este proceso “transcultural” debe ser acompañado por personas capacitadas, me es muy triste recordar colegas y practicantes que se han lastimado con estas prácticas o lo que es peor, cortaron de raíz toda posibilidad de un crecimiento interior. Hoy en día hay mucha información, se escriben libros enteros relatando los métodos, las técnicas, y si uno visita a más de un maestro chino cada uno dirá que el tiene la verdad y los otros no saben nada .Hay mucha información, y muy poca experiencia, mucha competencia, y poca investigación en conjunto, mucho aparentar, y poco SER.

Unos años atrás estudie con Ron Diana, uno de los primeros alumnos de Mantak Chia, me confeso en mi primera clase: “Gabriel, de más 5000 alumnos que ha tenido Mantak, puedo decir que uno a lo sumo dos, saben un poco de la práctica sexual, en algo estamos fallando”, me conmovió su honestidad y trabajamos juntos algunos años. Con este cuadro me pregunte ¿como enseñar?, ¿como aprender?, cuando le hice esta pregunta a mi maestro me dijo que había un entrenamiento taoísta para aprender a abrirnos y recibir enseñanza, que había métodos para aprender a enseñar, que lo que el veía no entendía como en occidente, tanto maestros chinos como occidentales olvidaban estos métodos básicos y necesarios.

Fue así que entendí que también a los taoístas les pasaba lo mismo. Creo que la tarea de colegas, profesionales de la salud, maestros chinos y occidentales, hoy en día, debe ser unirse para hacer investigaciones serias.

Después de muchos años de práctica desarrolle muchas cosas, tuve comprobaciones de ciertos desarrollos y aparte de curarme una enfermedad “incurable” logre entender algunos secretos de las prácticas. Hoy comparto esos conocimientos con colegas, otros maestros, sicólogos, médicos alumnos y creo que se pueden desentrañar algunos secretos y algunas cosas “incomprensibles” con un poco de práctica y buena voluntad y con mucha experiencia. Debemos comprender que estas prácticas son para personas, no podemos experimentar con otros, no podemos trasladar conocimientos que no hemos comprobado por nosotros mismos, además de una falta de respeto a las personas, es un engaño a si mismo.

Por eso no me gusta relatar técnicas o conocimientos, de eso hoy hay material de sobra, mi intención es formular algunas preguntas y mostrar algunos conceptos…

La escuela de Zao Bichen y la del linaje de mis maestros, dicen que, la apertura de los canales debe realizarse cuando hay plenitud del yang sexual o “período de Zi vivo” esto significa cuando el practicante tiene una erección en plena meditación sin ninguna estimulación física o mental.

Considero este método muy completo, ya que la misma escuela observa cuidadosamente la situación sicológica del estudiante, como esta física y mentalmente, y después de una comprobación de que esta sano (si no se logra el período de “Zi vivo” se brindan herramientas para que se logre esto) se empieza un trabajo concreto sobre la sexualidad y la transformación de la esencia.

Este enfoque además, tiene una forma muy diferente para la mujer, no se trata de que la mujer se transforme en un hombre, ni de que le preocupen cosas más bien masculinas, si no que abra su feminidad y se realice en plenitud, por eso hay más prácticas para mujeres que para hombres en las sectas antiguas taoístas, tienen muchas posibilidades y potenciales desarrollos, en cambio el varón, si no transmuta su esencia ,según algunos maestros clásicos de alquimia, ”no puede ni empezar a caminar”.

Esta es la razón de la importancia de estas prácticas y de que debemos tomarlas con sumo cuidado y el debido respeto.

En el hombre, los cimientos se entrenan durante “100 días”, una expresión común en el taoísmo que significa un tiempo prolongado y riguroso de práctica, vale aclarar que a no todos los entrenamientos los clasifican de esta manera.

El primer nivel a realizar es transformar la energía sexual cada vez que se produce una erección, sea durmiendo (y aquí se derivan practicas especiales), meditando, o con cualquier estimulación, Lo ideal es que el practicante alcance el nivel de tener su erección sin ninguna, solo en meditación.

En posición tumbado sobre el lado derecho, con el dedo medio se aprieta el perineo en el punto de la puerta secreta(más cerca del ano que el punto hui-yin o 1 del vaso de concepción) con fuerza, mientras se usa el fuego militar(la respiración ) para ascender la energía sexual al cerebro a través del canal du o gobernador , donde debe “abrirse” y mantenerse unos segundos, hasta lograr la remisión de la erección y un estado semejante a la embriaguez(de ahí algunas alusiones del taoísmo a el “elixir celeste”).

Algunos maestros dicen que debe hacerse un determinado número de veces, en mi experiencia debe realizarse hasta que se acabe el deseo. Luego se hará bajar la energía por el canal de la concepción, relajándose totalmente y sin ningún esfuerzo, hasta que la esencia retorne a su centro en el dantian inferior.

Con algunas semanas de práctica se sube de nivel , ya no se necesita presionar el punto, ni usar la respiración, de hecho, tampoco la esencia sigue por los canales Du y Ren , si no que , de a poco, se tienen las primeras comprobaciones de que la esencia esta siendo transmutada: el dantian tiene vida propia, produciendo mucho placer , la respiración se detiene y en el centro mismo del cuerpo aparece una sensación de paz y de mucha fuerza que parece tener vida propia, de ahí la idea de “feto inmortal”).

Una vez llegado a este nivel se necesita la guía de un maestro que haya evidenciado estos procesos en sí mismo.

Cuando el hombre no es capaz de primero, potenciar su energía ni tiene el “período de Zi vivo”, normalmente se le enseñan prácticas para hacer con una compañera, o varias, hasta que restituya su esencia (no olvidemos que para la mayoría de las escuelas taoístas el sexo tiene un carácter medicinal).

Para la mujer los procedimientos de “asentar las bases en 100 días” es diferente, en líneas generales, si la mujer no tiene represiones ni pensamientos negativos sobre su cuerpo y/o sexualidad, cada vez que sienta un estímulo sexual, apretara con el diafragma genital levemente hasta sentir que la energía asciende por el canal Chong-mai(por el centro axial del cuerpo) abriendo primeramente el corazón, hasta tener una sensación de bienestar y amor incondicional, luego, se subirá esta energía ya transformada (porque la mujer puede transformar la esencia en el corazón, cosa que el hombre no) hasta el cerebro donde de nuevo, se buscara sentir una apertura por unos segundos. Diferentes escuelas usan diferentes métodos, pero después de transformar la esencia y abrir tanto el corazón como el cerebro, la energía debe ser devuelta por el mismo canal al centro dantian inferior, donde se comienza el proceso de respiración interna.

Al cabo de unos meses se sentirá que este lugar cobra vida propia. En términos de tiempo tanto para el hombre como para la mujer, la mayor parte del trabajo es en el dantian, se usan los centros superiores (con las diferencias de los recorridos) para transformar energía, no para fijar mucho tiempo la energía en ellos, en esta primera etapa el principal trabajo es en el dantian inferior, y debe progresarse de lo tosco a lo sutil, es decir, los métodos son medios, no fines.

Conozco un practicante que hace 8 años usa el método de presionar con los dedos en el cultivo dual, no dándose cuenta de que su esencia y su energía sexual nunca fue transformada.

El cultivo dual es mucho más complejo y a la vez tiene más ventajas según mi maestro, salvo que, es difícil que dentro de una pareja tengan ambos el mismo grado de compromiso “con el tao”.

El primer paso es “sonreír en los ojos del otro y hacer uno el aliento de ambos”, sentados ambos de las manos mejor, sin tensiones ni distracciones, observándose a los ojos primero agradecen y “sonríen” en los ojos de su compañero que puede ser pareja o amigo/a, la única condición es que haya una aceptación y una atracción sexual sana.

Después con los ojos cerrados eligen una posición sin penetración pero con el cuerpo desnudo, donde puedan permanecer un tiempo prolongado, sintiendo la respiración en dantian, SIN FORZARLA, cuando uno inspira el otro lo hace en el mismo tiempo, hasta que ambos dantian se fundan en uno.

Esto necesita un período largo de tiempo, y el hombre debe conservar su esencia yang todo el período de práctica.

Cuando se practica con penetración deben, cada uno transformar mediante los métodos descriptos anteriormente su energía sexual y luego respirar juntos, hasta que se hagan uno mismo.

Este tipo de práctica se hace con un fuerte compromiso espiritual, y bajo la guía de un maestro, sin embargo, es bueno que las personas conozcan que se puede trabajar con esta energía a menudo tan conflictiva y a la vez tan poderosa.

El tipo de respiración que transmuta la esencia es una práctica en si misma, no se respira más cantidad de aire, ni se mueven los músculos del abdomen de una determinada manera, si no que, se deja que la respiración ocurra en el dantian inferior, hasta que la sensación de placer de los genitales sea absorbida por este centro. Esta respiración es el eje de esta primera etapa, y debe ser practicada después de cada ciclo completo de transformación de esencia.

La transformación de la esencia debe ser practicada cada vez que se siente una erección o una sensación de excitación (en el caso de la mujer), por eso que, si una persona tiene represión, o problemas sicológicos, o no tiene un compromiso fuerte con este tipo de camino, o incluso alguna enfermedad crónica, debe primero encontrar un equilibrio. Mi maestro al igual que Lu-Dong-bin (salvando las distancias) insistía en que no era un método curativo, si no una etapa de transformación de la esencia y del cuerpo, y que se necesitaba un cuerpo y una mente sana y fuerte, un tipo de vida frugal y despreocupada, una situación espiritual clara y honesta, no es un método sanador, aunque garantiza una salud radiante por muchos años y un acercamiento a la esencia interior.

Compartilo!